Estos huesos que vuelven...

“…  de la oficina dentro de una gabardina con manchas de soledad.”
(J.Sabina)
¿Alguna vez os habéis fijado como caminamos en las ciudades?, vamos enfadados, corriendo y no somos capaces de ver lo que pasa a nuestro alrededor. Nos volvemos transeúntes tristes y egoístas. A mi me parece una verdadera lastima.